El Libro de tus mascotas.

articulos

Artículos, anécdotas, consejos, vivencias, experiencias, historias ...

 La importancia de las vacunas en animales de compañía.

 

¿Qué es una vacuna?: La primera vacuna la descubrió Jenner, en el siglo dieciocho, observando que los granjeros que ordeñaban vacas (de ahí el nombre vacuna) no padecían viruela. Esta inmunidad de los granjeros era debida a que al entrar en contacto con las vacas que padecían viruela bovina, (que no es patógena para el hombre) se  inmunizaban. Este es el  principio por el que “funcionan” las vacunas.

Una vacuna es un agente patógeno, que bien muerto o atenuado (es decir tratados para que no tengan capacidad letal) se hace entrar en contacto con un organismo, para prevenir que este pueda padecer la enfermedad.

Los mecanismos de inmunidad son complejos, pero muy resumido se trata de que el animal receptor de la vacuna cree “defensas” contra el agente patógeno.

Las vacunas usadas en animales de compañía son inyectables y además deben ser conservadas en frío para que no se estropeen. El controlar la cadena de frío es fundamental para la eficacia de la vacuna.

Las vacunas en animales de compañía deben ser siempre administradas por profesionales veterinarios, los que además aconsejarán las pautas de vacunación, (cuantas y a qué edades han de ser puestas). Las pautas quedan a criterio profesional, teniendo en cuenta el animal y la situación epidemiológica del lugar.

 

Las principales vacunas que se ponen en perros son contra las siguientes enfermedades: Parvovirosis, moquillo, leptospirosis, hepatitis canina y rabia. Hay otras como la de la tos de las perreras y el coronavirus canino que no son tan importantes, estas enfermedades no suelen ser letales por sí.

En gatos se usan vacunas contra los virus del tracto respiratorio, leucemia felina, panleucopenia felina y rabia.

La vacunación de nuestras mascotas es fundamental para su salud, con ellas vamos a prevenir unas enfermedades que son muy graves (mortales en un gran porcentaje de casos), por lo tanto debemos llevar a nuestra mascota, al veterinario en cuanto llegue a nuestras manos.

Normalmente a los animales de compañía se suelen vacunar a los cuarenta y cinco días tras su nacimiento, es decir justo después del destete, puesto que los animales han debido tomar anticuerpos de la leche materna, aunque la vacunación puede hacerse a otra edad, según criterio profesional.

De entre todas las vacunas citadas hay una que es especial. La rabia. Esta vacuna es obligatoria en la mayoría de las comunidades españolas. Es obligatoria, para sacar a nuestra mascota del país.

La rabia es una enfermedad zoonósica, es decir es transmisible al ser humano, letal y, aunque España es un país libre de rabia, yo aconsejo a todos los propietarios de mascotas que se la administren a su animal aunque en su comunidad no sea obligatoria.

La vacuna es el más claro ejemplo de  “más vale prevenir que curar”.

 

Manuel Díaz Sánchez - veterinario de Sevilla

 

 

paginabierta

Luis Gálvez, luisgalvez

animales, mascotas

publicidad animales, mascotas